Lee Stephanie Vásquez

«Ella tenía experiencia navegando en este lago», confirmó un alguacil del lugar.

El pasado 8 de julio, la actriz Naya Rivera salió a dar un paseo en bote con su pequeño hijo en el lago Piru en el bosque nacional de Los Padres al sur de California. Todo parecía estar normal, hasta que pasaron las tres horas acordadas de su regreso y los agentes del Condado de Ventura comenzaron a sospechar que algo podía estar mal y comenzaron su búsqueda.

Horas más tarde, encontraron a Josey Hollis Dorsey, solo, dormido en el bote con su chaleco de salvavidas puesto, pero para la triste sorpresa el de su mamá se encontraba a su lado.

Según, ese día, el niño declaró a los oficiales que su mamá lo había colocado a salvo en la orilla y se lanzó al agua pero «no volvió a salir». Desde ese día, las autoridades no pararon de buscar a Naya.

Confirman su muerte y descartan suicidio

“Estamos bastante seguros de que el cuerpo que encontramos es el de Naya Rivera” , dijo el sheriff del condado de Ventura, Bill Ayub, en una rueda de prensa.

La confirmación estuvo basada en la ubicación, ropa, aspecto y estado del cuerpo encontrado en el agua. De igual manera, el cuerpo encontrado  fue enviado a medicina forense para realizarle una autopsia a partir de la dentadura, y, efectivamente, para la desgracia de su familia se trató de Naya.

Hipótesis sobre su muerte

La principal hipótesis está enmarcada en «desafortunado accidente». Las autoridades manejan que murió ahogada tratando de salvarle la vida a su hijo tras ser arrastrados por una fuerte corriente y que posiblemente gastó todas sus energías para no ver morir a su hijo de cuatro años.

¿Quién era Naya Rivera?

Naya dio vida a Santana López en la serie musical «Glee», donde brilló desde 2009 hasta el final de la serie en 2017. La actriz de 33 años recibió varias nominaciones en los premios Screen Actors Guild AwarSds, Grammy’s y Teen Choice Awards.

Naya Rivera siendo Santana en la serie musical. Foto: TIE

Sin duda, esta noticia conmocionó a todos sus seguidores, que desde que se enteraron de su desaparición hicieron vigilia en el lago con la esperanza de encontrarla con vida.